Cómo encontrar nuevos clientes a través del posicionamiento SEO

Tener visibilidad siempre es algo bueno en sí mismo, pero muchas veces es absolutamente inútil. La clave es asegurarse de que cada visitante cuenta y puede convertirse en un cliente real y duradero. Si es posible que sea leal. ¿Cómo se puede hacer con el posicionamiento SEO? Abajo le damos unas respuestas.

Para posicionar un sitio web, tenés que definir una estrategia que combine aspectos técnicos, aspectos de marketing y aspectos semánticos. Vas a leer muy seguido que es necesario trabajar sobre varios pilares:

  • los aspectos técnicos (“¿Google entiende mi código y solo le doy lo que es necesario?”);
  • el contenido y la estructura del sitio (sus menús, su categorización, los términos utilizados, los temas tratados, etc.);
  • la popularidad (“¿otros sitios hablan de mí?”).

Insuficiente por varias razones

La competencia es muchas veces feroz. Deberás agregar otros aspectos clave a tu estrategia web: tiempo de carga, experiencia del usuario, diferenciación, estrategia de marketing, etc…

Otra razón, y probablemente la más importante, es que una buena estrategia de SEO es aquella que tiene en cuenta el objetivo real, que es convertir a un usuario en un cliente.

¿Cuál es el modelo económico del sitio?

Sobre todo, hacéte las preguntas correctas: ¿cuáles son los objetivos de mi sitio? En otras palabras, ¿cuál es mi modelo económico?

Las respuestas pueden ser variadas: sitio de comercio electrónico (venta de productos), suscripción a una herramienta, publicidad en línea, reventa de bases de datos y mucho más. Incluso podemos combinar varios de estos modelos económicos.

¿Cuáles son las necesidades de los usuarios de Internet?

Tenés que pensar en tu industria para entender a los usuarios de Internet. Para hacer esto, implica trabajar con varios métodos complementarios:

  1. un estudio de mercado clásico mediante la realización de un análisis de marketing tradicional de tu sector de actividad offline: FODA (SWOT), 4P y otras matrices te ayudarán;
  2. una encuesta de los distintos clientes actuales de la empresa, de los vendedores o incluso del servicio posventa: muchas veces son ellos quienes hablan mejor del sector de actividad;
  3. un análisis competitivo de otros sitios web del rubro: ¿qué ofrecen, cuáles son sus estrategias de comunicación y qué temas cubren?
  4. un estudio de palabras clave.

Es este último punto el más importante: hacer un análisis semántico de todos los términos escritos por los internautas permite comprender realmente sus necesidades. Para esto, podés usar herramientas como UberSuggest, SemRush, Yooda, la herramienta de planificación de palabras clave de Adwords o Mangools. Usá los resultados de los primeros tres pasos para desarrollar este análisis.

El objetivo es ante todo:

  • listar todos los términos más o menos cercanos a tu sector de actividad;
  • obtener el volumen de búsqueda (entonces el volumen de clicks potenciales) para cada uno de ellos;
  • clasificarlos por temática.

Sin embargo está lejos de ser suficiente. También es necesario eliminar todos los términos que nunca se escriben (menos de 10 veces), luego agregar una información crucial: la intención. De hecho, podemos clasificar las expresiones buscadas de acuerdo a 4 categorías principales:

  • Navegación: el usuario busca un sitio, una dirección o incluso un número de teléfono: por ejemplo “Carrefour”
  • Transacción: el usuario quiere comprar directamente: por ejemplo “comprar un auto barato”
  • Investigación comercial: el usuario de Internet se encuentra en la fase de investigación o comparación antes de la compra: por ejemplo, “¿cuál es la mejor aspiradora?”
  • Información: el usuario busca información

Tendrás un archivo de Excel que enumerará:

  • los términos
    • el volumen mensual promedio de búsquedas
    • los temas
    • la intención de búsqueda

¿Mis servicios, productos o funcionalidades satisfacen la necesidad?

Una vez que esta lista exhaustiva se crea, mirá si tus productos, servicios, contenidos o herramientas en línea responden a una necesidad del cliente. Es la base de un posicionamiento SEO que convierte. No tiene sentido posicionar un término con el cual no podrá satisfacer la necesidad.

Allí está es el corazón de la batalla. Para cada término, deberás agregar otra información: ¿puedo o no satisfacer las diferentes necesidades de cada una de las expresiones escritas?

Por lo tanto, es necesario crear contenido y enlaces específicos priorizando los términos. Comenzá con las palabras clave de transacción y las palabras clave de búsqueda comercial que tienen un gran volumen y por las cuales podemos satisfacer una necesidad.

¿Qué quiere el usuario (y qué destaca Google)?

Finalmente, antes de empezar a redactar su contenido (u optimizarlos), en el momento de categorizar o incluso crear enlaces, debés tomarte el tiempo para hacer un análisis final: ¿qué está buscando el usuario cuando escribe cada expresión o frase?

A veces la respuesta será simple. Por ejemplo, “comprar aspiradora silenciosa”. A veces es más complejo: “método para eliminar las malas hierbas”. En este último caso, se pueden buscar métodos de trabajo, herramientas o productos.

Mirá también lo que Google te puede mostrar:

  • ¿Qué contenido natural se destaca?
  • ¿Hay contenidos enriquecidos como:
    • imágenes?
    • vídeos?
    • una definición?
    • ¿Una lista de otras preguntas que se hacen los usuarios de Internet?
    • ¿Mapa?
    • etc…

Es solo después de realizar estos análisis que sabrás qué palabras clave pueden permitirte obtener clientes y no solo visitantes. Depende de vos optimizar técnicamente tu sitio, escribir contenido relevante, clasificarlos correctamente y crear enlaces a tu sitio.

Fuente: https://www.chefdentreprise.com/Thematique/digital-innovation-1074/Breves/Comment-trouver-nouveaux-clients-grace-SEO-340136.htm

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario