¿Cómo internacionalizar una empresa por Internet?

Tras alcanzar el punto máximo de crecimiento en el propio territorio, internacionalizar la empresa por Internet se ha vuelto una de las opciones para generar más rendimientos y destacarse frente a los competidores.

El mercado volátil ha convertido la expansión corporativa extranjera en una realidad para las empresas que buscan nuevos clientes, mercados, tecnologías y recursos. La transformación digital y el marketing digital están, cada vez más, facilitando este proceso. En este artículo conocerás los detalles sobre la relación entre el ambiente de Internet y la expansión de las empresas más allá de sus fronteras físicas.

Las ventajas de internacionalizar una empresa por Internet

Gracias a la internacionalización digital, una empresa puede expandir significativamente su área geográfica de operación y adquirir nuevos clientes, incluso con perfiles y rasgos distintos a los de su país de origen.

Cualquier empresa puede internacionalizarse por Internet, mientras tenga un buen nivel de preparación estratégica y conocimiento del escenario internacional. De hecho, hay que estar dispuesto a enfrentar nuevos retos.

El proceso debe estar muy bien planificado y contar con parámetros que guíen la ejecución del proyecto, pero, de manera general, las oportunidades comerciales en el extranjero pueden proporcionar grandes ventajas para todo tipo de negocio.

Entre las principales ventajas de internacionalizar una empresa por Internet, se encuentran:

  • Acceso a nuevos mercados de consumo;
  • Acceso a nuevas tecnologías;
  • Aumento de la red de contactos;
  • Más visibilidad;
  • Credibilidad más amplia en territorios internacionales;
  • Destaque entre los competidores;
  • Facturación en moneda extranjera;
  • Variedad de proveedores;
  • Independencia de factores estacionales;
  • Reducción de riesgos debido a la diversidad del mercado.

4 buenas prácticas para internacionalizar una empresa en los medios digitales

La internacionalización a través del ambiente de Internet puede ser dinámica y sencilla si sabes exactamente qué medidas tomar para lograrlo.

Conocé las prácticas que pueden ayudar a tu empresa en este proceso.

1)      Crear un comercio electrónico

El comercio electrónico, E- Commerce o tienda virtual es, quizás, uno de los canales más relevantes para los emprendedores que desean internacionalizar su negocio.

Este sistema de ventas permite que, a través de Internet, los consumidores compren productos de cualquier lugar y en cualquier momento.

Por supuesto, antes de invertir en este tipo de comercio internacional, hacé un análisis detallado acerca del país, su cultura, costumbres y situación económica, para que no arriesgues en un mercado dudoso.

Además, debes garantizar un inventario físico e inmediato, y trabajar con proveedores o puntos logísticos para certificar las entregas a tus clientes.

Hay una gran variedad de plataformas de E-Commerce disponibles en el mercado para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

Sin embargo, si deseas lanzarte en una zona más consolidada – y económica – podes comenzar tu expansión a través de un marketplace internacional.

Posiblemente ya conoces algunos nombres como Amazon, eBay, AliExpress, etc. Todas se tratan de plataformas populares que atraen tráfico en todo el mundo y que podes utilizar para alcanzar un gran número de personas con menos inversión.

Los marketplaces son recomendamos al principio de tu estrategia de expansión, pero tené en mente que el E-Commerce te permitirá, más tarde, desarrollar la confiabilidad y autoridad de tu marca, además de proporcionar más independencia para tu propio negocio.

2)      Invertir en el SEO internacional

En pocas palabras, el SEO internacional abarca técnicas de optimización para la internacionalización de una página web. Su objetivo es hacer con que los motores de búsqueda reconozcan los países e idiomas que deseas alcanzar, aplicando principios de geolocalización para atraer tráfico de eses lugares.

Este tipo de optimización requiere una atención especial para dos factores: la parte técnica o de programación de la página web y los contenidos producidos.

Para crear un sitio web internacionalizado, debes realizar las siguientes tareas:

  • Especificar el país o región que deseas alcanzar con una estructura de URL compatible internacionalmente (segmentación por país);
  • Establecer la segmentación del idioma de tu página web utilizando tags de idioma (segmentación por idioma);
  • Implementar las etiquetas Hreflang (recursos de programación que muestran al usuario una versión determinada de una página) según el idioma o país con el que te vas a comunicar;
  • Tener el contenido del sitio web disponible en el idioma del público al que deseas llegar.

Esto te dará fundamento para configurar tu sitio web, adaptarte al mercado objetivo y lograr una posición favorable en los resultados de cada territorio específico.

3)      Contar con un equipo de Inside Sales

El Inside Sales (o proceso de ventas internas), contempla un equipo comercial que realiza las ventas a través de recursos que no requieren un desplazamiento, como:

  • Email,
  • Teléfono,
  • Redes sociales,
  • Chat en línea,
  • Videoconferencias,
  • Etc.

Este formato se ha mostrado altamente eficaz cuando el objetivo es vender hacia otros países desde una ubicación fija. Además, ofrece otras ventajas, como el bajo costo operativo y una mejor experiencia del cliente.

4)      Trabajar el marketing de contenidos

Una vez que tengas tu página web adaptada con las buenas prácticas de SEO internacional, se vuelve fundamental contar con una estrategia de contenidos para atraer clientes.

Para desarrollar un marketing de contenidos eficiente, también se deben considerar las diferencias culturales. Es decir, no siempre el contenido que atiende al público de tu país hará lo mismo en otro.

Cuanto más dirigido es el contenido, más personalizada se vuelve la experiencia de tus potenciales clientes extranjeros y, como consecuencia, mayor es la posibilidad de conversión.

Otro elemento importante tiene relación con la búsqueda de los usuarios. Al elegir la palabra clave de tu contenido, tené en mente que el comportamiento de esas personas puede ser completamente diferente de la de tu país (y es precisamente por ese motivo que no se recomiendan realizar traducciones literales de contenidos).

Los hábitos de búsqueda siempre serán diferentes, desde términos, dispositivos usados (smartphones, tablets, computadoras) e incluso mecanismos de búsqueda (Google, Bing, Yahoo!, Ask…) — elementos que pueden alterar por completo el posicionamiento de tu contenido.

Errores comunes de la internacionalización corporativa por Internet (y cómo evitarlos)

Muchas empresas, de las más diversas y segmentadas, cometen los mismos errores durante la internacionalización.

Estas fallas pueden perjudicar o incluso comprometer por completo el proceso, haciendo con que, al final, no cumpla con las expectativas.

No investigar el mercado

Una gran parte de los errores cometidos en un proceso de internacionalización están relacionados con el análisis superfluo del mercado. En otras palabras, las empresas invierten sus esfuerzos en una expansión que no está lo suficientemente validada.

Antes de arrancar hacia otros países, es de suma importancia entender aspectos del marketing internacional, como:

  • Moneda,
  • Idioma,
  • Cultura,
  • Comportamientos,
  • Política,
  • Economía,
  • Entre otros.

Y por supuesto, también es imprescindible analizar cuáles son tus competidores en el país (en caso de que existan), cómo actúan y cómo se relacionan con el público.

Este análisis puede hacerse mediante informes, investigaciones, artículos periodísticos y otras fuentes disponibles en el país.

Tené en mente que solo así podrás tomar las mejores decisiones estratégicas en el nuevo mercado.

Desconocer las regulaciones y leyes del país

Las regulaciones y las leyes sobre el mercado en cuestión son, quizás, el factor de mayor relevancia en una estrategia de internacionalización.

Aunque Internet es un sistema global, un comercio debe adaptarse jurídicamente a las condiciones de cada país.

En Estados Unidos, por ejemplo, hay una discusión vigente sobre la aplicabilidad de los impuestos estatales a las transacciones de comercios electrónicos. Ya en algunos países, determinados productos tienen leyes específicas para su comercialización, como las bebidas alcohólicas, que puede tener diferentes edades mínimas de compra según el país.

De ese modo, es fundamental estudiar aspectos como:

  • Pago de impuestos;
  • Fijación de precios;
  • Requisito para prestación de servicios y comercialización de productos;
  • Control de cuentas;
  • Inversión y financiamiento;
  • Entre otros.
No incorporar una cultura internacional en la empresa

En algunos casos, las empresas suelen expandir hacia otros países sin desarrollar una gestión intercultural, un factor primordial para escalar el negocio más allá de la frontera.

Fomentar una cultura internacional dentro de la empresa ayuda a generar relaciones profesionales basadas en el respeto a las diferencias y abre espacio a la colaboración estratégica entre todos los que forman parte del negocio.

Es decir, cuando la organización tiene contacto con otros países y culturas, logra comprender y comunicarse de forma efectiva, eliminando barreras que podrían ser perjudiciales en el momento de la expansión.

La cultura internacional puede implementarse mediante la contratación de profesionales de diferentes nacionalidades y alianzas de negocios con empresas extranjeras, por ejemplo.

Internacionalizar sin viabilidad financiera

Es cierto que, para internacionalizar una empresa por Internet, el nivel de inversión resulta mucho más bajo que cuando realizado de modo tradicional. Sin embargo, esto no significa que no sea necesario contar con recursos financieros.

La decisión de abordar un nuevo mercado requiere un análisis de viabilidad económica para entender con qué recursos cuentas y qué necesitas para la internacionalización, por ejemplo, puede que necesites aumentar a tu personal, contratar una plataforma de E-Commerce, pagar tasas de regulación, licencias, entre otros.

Esta reflexión te ayudará en la planificación de la estrategia internacional, permitiendo que ajustes tu negocio a cambios en procesos, adaptaciones de producto y otros retos que surgen durante la expansión, sin correr riesgos económicos y comprometer a tu empresa.

Conclusión

Con planificación, dedicación e inversión, internacionalizar una empresa por Internet se vuelve un transcurso fácil de recorrer y capaz de abrir muchísimas puertas.

El esfuerzo para convertirse en una organización global te permitirá ocupar excelentes posiciones, tanto en el mercado nacional como en el internacional, destacándote frente a tus competidores y aumentando significativamente los ingresos de tu empresa.

Fuente: https://www.negociosyemprendimiento.org/2020/02/internacionalizar-empresa-internet.html

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario