Por una innovación realmente abierta - 08/07/2015

Jean-Louis Frechin / Director de la agencia Nodesign | Diario Les Echos - 24/06 (Francia)

Para responder a los desafíos que vienen, innovar volvió a ser una necesidad. La innovación dicha “abierta” o “distribuida”, que se puso famosa en los EEUU por Henry Chesbrough depuis 2003, parece ser la vía para aportar nuevamente creatividad a las grandes empresas.

Les propone no basarse únicamente en sus propias investigaciones, y resulta de las colaboraciones e intercambios entre start-up, Pymes y laboratorios de I&D de los grandes grupos. Inspirada por los modos de contribución del “open source”, está en realidad muy alejada porque la cultura « corporate » y la propiedad intelectual anunciada la han alejado. Hoy en día, se ha transformado en operaciones de comunicación, en concursos promocionales o en « crowdsourcing » (contestable) de ideas no remunerativas. Más allá de estas variaciones, la innovación distribuida modifica en profundidad las fronteras de la empresa, hasta redefinirla por nuevos modos de organización más horizontales y porosos, ubicando a los talentos interiores y exteriores en el centro de los procesos de innovación. Para tener éxito, la “innovación abierta” debe estar organizada en un intercambio de valores simétricos y reflexivos. Durante el festival de “Futur en Seine » (festival numérico anual en Paris), el ejemplo llego de Energias de Portugal (EDP). Esta empresa concebida sobre el modelo de EDF (Electricidad de Francia – similar a Edenor digamos), la empresa ha decidido, hace 10 años, “no hacer más cosas que no hubieran sido inventadas a nivel interno”. EDP creo un fondo de inversión, una incubadora, un concurso con buena dotación para sus start-up, y el primer « fablab » de empresa en Europa (taller o laboratorio High Tech para los futuros genios de mañana). Hoy, la empresa introduce de nuevo en su plan concepción y producción interna creando estaciones de carga « open source » que valen menos de 1.000 euros, lo que no le impide llevar a cabo investigaciones pesadas sobre la energía eólica offshore. El grupo Oxylane, via su marca Geonaute, en su caso, invento una plataforma y objetos conectados para el deporte dentro de una conversación permanente con su comunidad de practicantes. Mientras que estos cambios son, ahora, muy comunes en todo el planeta, Cuale serán nuestros procesos originales y singulares que marcarán la innovación “diseñada y fabricada en Francia” (o en Argentina)?

Jean-Louis Frechin

(Jean-Louis Frechin es Presidente de la Agencia Nodesign y Comisario del festival « Futur en Seine 2014”)

volver