Pymes y Microempresas: 5 reglas para tener éxito en la estrategia de comunicación en la web- 05/07/2018

 

¿Eres líder de una PYME o de una Microempresa y quieres registrar tu marca en el universo digital? Deseas desarrollar la comunicación en la web para reforzar el potencial de desarrollo de tu actividad pero te falta tiempo y no sabes cómo hacerlo. Aquí te compartimos 5 reglas esenciales que debes seguir para participar de manera efectiva en la web y optimizar  tus recursos.

 

 

1. Diagnóstico de posicionamiento

¿Cuál es el estado de tu comunicación actual? Tienes gráficos, folletos, quizás un sitio web... Ya diste el primer paso pero, ¿realmente rinde una sola forma de exposición? Si es el caso, ¿no sería mejor sacarle el máximo de provecho y optimizarla? A menudo vemos que los publicistas fragmentan las acciones de comunicación, lo que socava la coherencia del mensaje y la pertinencia de la inversión publicitaria. Una fase preparatoria de la estrategia de comunicación es necesaria para la construcción de un plan de marketing. La articulación necesaria de los medios de comunicación debe basarse en un cronograma de acciones definido a mediano y largo plazo. Un análisis FODA (Fortalezas, Debilidades, Oportunidades, Amenazas) te ayudará a ver de manera más clara: ¿Cuáles son las fortalezas (productos o servicios innovadores, etc.) y las debilidades (falta de reactividad, por ejemplo) de tu empresa? ¿Cuáles son las oportunidades (evolución positiva del consumo, los productos de tendencia, etc.) y cuáles las amenazas del mercado y de la competencia (legislación desfavorable, nuevo producto de la competencia, etc.)? Tu posición definida a partir de este análisis determinará el objetivo de comunicación y el sentido de tus acciones a implementar.

 

2. Definición de objetivos y metas de comunicación

Es esencial establecer objetivos de marketing y tenerlos en cuenta para evolucionar en un marco de acción claro y buscar una línea de acción coherente con ello. La metodología SMART [SWOT, del inglés: específica, medible, aceptable, realista y oportuna (time)] te ayudará a establecer objetivos concretos y alcanzables.

Define tus necesidades de marketing en función de tus objetivos SMART.

Se distinguen cuatro niveles de comunicación, es decir, cuatro fases de “madurez” del cliente, cada una de las cuales corresponde a un objetivo de comunicación:

Conciencia (objetivo de notoriedad)

Consideración (objetivo de imagen)

Decisión (objetivo de reclutamiento)

Vinculación a la marca (objetivo de lealtad)

Define los objetivos y las herramientas necesarias aparecerán. ¿Cuál es tu posicionamiento, cuáles son tus valores y cuál es la identidad de marca? ¿Dónde encontrar tus clientes en la web? ¿Cómo captar el tráfico calificado en la web? La elección de los medios será el resultado de las respuestas a todas estas preguntas.

 

3. Análisis de tus recursos

Tus recursos, presupuesto y capacidades humanas son datos que debes examinar detenidamente antes de ejecutar una estrategia de comunicación web. Por ejemplo, ¿tienes tiempo para administrar las redes sociales? ¿Existe alguien dentro de la empresa que sea bueno en esto? ¿Ya usas herramientas de marketing, un CRM, etc.? ¿Qué presupuesto puedes dedicar a la comunicación? ¿Cómo distribuirlo adecuadamente entre diferentes medios? ¿Qué palancas accionar para obtener el mejor ROI (ver punto 5.)? La definición previa de los objetivos y metas permitirá tomar buenas decisiones presupuestarias. Si deseas atraer a usuarios de Internet calificados a tu sitio web, puedes, por ejemplo, asociar una campaña patrocinada por un motor de búsqueda con una campaña de publicidad gráfica en sitios temáticos relacionados con tu sector de actividad. Ten en cuenta también que la digitalización de la empresa no concierne solo a los departamentos comerciales, de marketing o de recursos humanos, sino que concierne a todos los sectores. Es conveniente evaluar la agilidad de quienes trabajan en la empresa y la capacidad para integrar lo digital, lo que requiere capacitar a tus equipos.

 

4. Determinación de elementos de marketing y tecnologías

 

Hoy en día es difícil no perderse en la jungla de soportes y tecnologías web.  La variedad de medios nos ofrece una variedad increíble para componer nuestro propio plan de marketing. Pero no tenemos que olvidar que las herramientas elegidas tienen que ser acordes a nuestros objetivos.

La elección de los soportes de comunicación va a nacer naturalmente de tus propios objetivos, del posicionamiento de la marca y del perfil de los clientes que estás buscando.

Nuestro entorno tecnológico se ha enriquecido considerablemente y cada vez se ofrecen más soluciones de marketing: DMP (Data Management Plateform), softwares de “marketing automation” (Hubspot, Marketo, etc), compras automatizadas de espacios publicitarios, etc. El acceso a estas tecnologías requiere un conocimiento especializado, por lo que sería muy oportuno contratar a una agencia o trabajar con un consultor

Tal vez te sientas tentado con la compra de un software de marketing o con la idea de abonarte a un sitio de soluciones de comunicación para controlar tus acciones y mejorar tu actividad…

Sin embargo, ¿es acertado utilizar un nuevo software si no es operacional para la empresa, si no se integra a la organización de la empresa o si no hay quien sepa utilizarlo para sacarle el máximo provecho? La integración de una solución de control de las acciones de marketing, ¿va a ser útil en un entorno un poco “inmaduro” en gestión de datos?

Estas son algunas de las preguntas que tienes que hacerte antes de gastar dinero en algo que tal vez no corresponda a tu empresa o que no responda a tus objetivos de crecimiento.

Es muy importante identificar y definir claramente tus objetivos. Porque los canales y medios de comunicación no son una finalidad en sí si no que son herramientas al servicio de una estrategia digital. No tiene ningún sentido figurar en todos lados porque esto representa pérdida de tiempo y de energía. En todo caso se trata, en un primer momento, de focalizarse en las palancas que conviene mover para mejorar tu actividad  y de moverte solo en terrenos relacionados con ella.

 

5 . Cálculo del ROI

Y llegamos precisamente al cálculo del ROI (Retorno de la inversión) que es una de las preocupaciones más grandes de las empresas que apuestan a la comunicación web.

Un estudio de octubre de 2016de Sia Partners, Econocom y el Ifop sobre los usos informáticos de las empresas en Francia, reveló que los primeras trabas al pasaje a la tecnología fueron, en principio, la resistencia al cambio, luego la falta de agilidad de las empresas y, finalmente, la capacidad para evaluar concretamente el ROI de los proyectos.

Justamente, la fuerza y la ventaja de la web es que ella es perfectamente medible. Es casi imposible medir el impacto de la publicidad impresa sin embargo, es muy fácil calcular la cantidad de visitas a una página web.

Varios indicadores permiten medir la performance de nuestras acciones de webmarketing: la cantidad de clics de los newsletters o de un anuncio Adwords, la cantidad de leads (acciones de los internautas)

Herramientas como Google Analytics o las estadísticas de las redes sociales nos proveen múltiples indicadores. Pero no dudes en consultar un especialista en data o un administrador de sistemas, siempre serán una ayuda preciosa para perfeccionar el resultado de tu estrategia.

Finalmente, la aplicación de una estrategia de Inbound y de contenido de marketing te servirá para responder eficazmente a las diferentes problemáticas, creando o mejorando los sectores de comercio y marketing en las PyMe y ubicando al usuario (internauta) en el centro de tu estrategia.

 

Fuente:magali-bordiec.fr/tpe-pme-strategie-de-communication-web/

 

 

volver