Los ciclos económicos se renuevan, cambian los tiempos y, de manera casi inevitable, aparecen una y otra vez. Los negocios “de moda” han sido una constante que, de acuerdo a la época y contexto, adquieren una forma u otra. Los argentinos han visto cómo nacen, crecen y, pasado el tiempo, desaparecen si no logran subsistir. Algún tiempo atrás, fue el tiempo de las canchas de paddle, los “parri-pollo” y los “papi” fútbol. Hoy en día, las cervecerías y los show-rooms parecieran ocupar ese lugar.  ¿Cómo invertir en este tipo de negocios?


 

Cómo se originan

Raphael Salazar, socio y consultor en PME Consultores, expresó: “El crecimiento de los show-rooms muestra que el consumidor quiere tener una experiencia diferente, personalizada y más exclusiva. Con las cervecerías ocurre algo similar, con lugares simples, cálidos, hechos de madera, que nos hacen sentir cómodos y nos permiten pensar en otras cosas”.  Por su parte, Fernando Kluger, director de Kluger Consultores, con veinte años de trayectoria colaborando en cuestiones de estrategia, organización y gestión, remarca que los emprendimientos “de moda” se dan porque hay una fuerte demanda del producto o servicio por sobre la oferta. Desde su óptica, emprender en un nicho de moda implica mayor probabilidad de éxito que en otras alternativas.

Un factor que suscita el “boom” de esta clase de emprendimientos es que, por lo general, estos formatos permiten que personas que no pertenecen al rubro y prescinden de experiencia previa se animen a emprender. Alejandro Oliverio, socio y consultor en BP Solutions, explica: “Esta tipología de negocios tiene barreras de entradas bajas –poca inversión o conocimiento- y responde a una necesidad “nueva” –en formato o producto-, entonces los competidores preexistentes son pocos”. Además, agrega que, si persiste la necesidad y los empresarios que quedan levantan las barreras, es decir, crecen e invierten, entonces pueden ser negocios exitosos manteniendo una estrategia competitiva clara y consistente.


 

 

Qué tener en cuenta

Si bien esta clase de negocios son de fácil inserción y están apoyados en tendencias que incrementan las probabilidades de tener éxito, los especialistas recomiendan tomar ciertos recaudos antes de adentrarse. Alejandro Oliverio sostiene que lo más simple es evaluar la cantidad de ventas necesarias para llegar al punto de equilibrio del emprendimiento. Además, considera fundamental evaluar la cantidad de competidores en la zona de influencia y ver si el público objetivo se encuentra en esa zona. “Mediante cálculos simples de ingresos menos egresos proyectados y, además, observar la competencia –por ejemplo, observar la cantidad de clientes que entran a un local parecido al que quiero poner- se puede obtener información muy valiosa”, sintetiza el especialista. Por otro lado, no descarta otros estudios: análisis destallados de mercado, planes de negocios, estrategia competitiva y comercial.

Por su parte, Raphael Salazar considera el caso de las franquicias en el negocio de las cervezas: “Muchas veces los emprendedores se lanzan sin tener definidos los objetivos, las metas, estrategias y objetivos cuantitativos con indicadores para seguir y medir. Por otro lado, es muy importante tener un equipo: trabajar con socios o un buen equipo va a facilitar mucho el desarrollo del negocio y evitar varios errores”.

 

Cómo seguir después del “boom”

Uno de los interrogantes que emergen es qué sucede una vez que el furor pasa. Al inicio del emprendimiento, el éxito del negocio puede ser sostenido y resultar relativamente simple de lograr. Sin embargo, es probable que esa tendencia no se perpetúe en el tiempo de manera indefinida. De acuerdo con la visión de Fernando Kluger, detectar de manera temprana las señales de una mayor competencia o disminución de interés a través de la caída de la rentabilidad del negocio, resulta clave para buscar nuevas formas de sobresalir y diferenciarse.

El especialista asegura que “en algún momento la oferta y la demanda llegan a un punto de igualdad y, posteriormente, hay una sobreoferta de estos negocios”. Además, concluye: “Probablemente, el negocio siga existiendo a lo largo del tiempo, pero en el camino varios van a quedar fuera del mercado. Los que queden serán aquellos que hayan tenido una mejor gestión comercial, operativa y que, a su vez, también vayan ajustándose a los cambios”.


 

Fuente: https://www.amexcorporate.com.ar/multitaskers/nota.php?id=863&cat=1

 

 

volver